El análisis DAFO es un método que utilizan normalmente las empresas para analizar su situación y que les ayuda a determinar la estrategia a seguir. Sin embargo, el análisis DAFO también se puede aplicar a multitud de situaciones más cercanas como nuestra pareja, familia, alumnos o colegio.

 

Estaremos de acuerdo en que una de las tareas más difíciles es la de analizarse a uno mismo. Y en un entorno altamente competitivo como el que ahora atravesamos, esto se vuelve más que nunca importante. Tengamos la edad que tengamos, conocernos a nosotros mismos es fundamental para tener éxito en la vida.

Una buena forma de poder realizar este análisis de uno mismo es a través del DAFO (Debilidades – Amenazas- Fortalezas – Oportunidades -). Las Fortalezas y Debilidades se refieren a aspectos internos y son características de la personalidad o las habilidades individuales. Mientras que las Oportunidades y Amenazas corresponden a aspectos externos. Nosotros lo hemos llevado a cabo con jóvenes a punto de enfrentarse al mercado laboral y los resultados son espectaculares.

¿QUÉ SIGNIFICA CADA CUADRANTE?

FORTALEZAS

Aquí debes considerar todos tus puntos fuertes tales como tu preparación académica, experiencia y todo aquello positivo que forma parte de ti.

DEBILIDADES

Por el contrario, aquí debes identificar los puntos sobre los cuales tienes que trabajar.

OPORTUNIDADES

Se refiere a los aspectos externos que puedes aprovechar en determinado momento.

AMENAZAS

Aquellos aspectos que no dependen de ti, pero que si te podrían afectar y debes estar estés preparado para hacerles frente.

 

¿CÓMO SE HACE EL DAFO?

1. Completar la matriz

En una hoja de papel dibujamos una matriz como la que aparece en la imagen. La matriz tiene cuatro casillas, cada una se corresponde con una de las siglas del DAFO.

Completamos las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que consideremos se ajustan a la realidad.

2. Definir la estrategia

La segunda fase consiste en determinar la estrategia a seguir a partir del análisis. Para ello puede ayudar responder a las siguientes preguntas clave:

  1. Cómo podemos explotar cada fortaleza
  2. Cómo podemos aprovechar cada oportunidad
  3. Cómo podemos detener y mejorar cada debilidad
  4. Cómo podemos afrontar y defendernos de cada amenaza

 

En definitiva, herramienta muy útil para que los jóvenes se conozcan un poco más, puedan explotar sus fortalezas y mejorar su debilidades.

¿Te atreves a realizar un DAFO personal?