La mejor forma de gestionar leads cualificados es organizando y analizando toda la información que disponemos de esos leads. Los clientes tienen que tener claro que son importantes para nuestra empresa y qué mejor forma de demostrárselo que conociendo sus datos más relevantes y teniendo su información actualizada.

Invertir en un sistema CRM (customer relationship management) adecuado te permitirá recoger, almacenar, analizar y hacer seguimiento de información y datos vitales para el futuro de tu negocio, personalizando el trato con tus clientes y haciendo que se sientan especiales. Pero un CRM es mucho más que eso.

Un sistema CRM te ayuda a decidir qué clientes son más importantes para tu organización y te permitirá ofrecer a tus mejores clientes propuestas adaptadas 100% a sus necesidades.

Si tu empresa tiene un presupuesto destinado marketing y acciones comerciales, nunca te olvides de invertir en una herramienta que te permita sacar más partido a tus acciones de comunicación y obtener un mayor rendimiento de tus clientes, tanto actuales como potenciales.

¿Quieres tener unificados y actualizados todos los datos de los clientes, incluyendo datos históricos, preferencias, usos, información demográfica y de contacto?

¿Te parecería interesante identificar métricas, por ejemplo, la rentabilidad de compras pasadas o indicadores demográficos como los ingresos o la edad, que indican qué clientes potenciales pueden ofrecerte más beneficios?

Gracias a un conocimiento más amplio y actualizado del comportamiento y las preferencias del cliente, tus comerciales tienen más posibilidades de hacer venta cruzada y vender productos de mayor valor a los clientes existentes.

En cualquier caso, existe la creencia de que un CRM es un software para gestionar la relación con los clientes. Bajo mi punto de vista, un CRM no es simplemente un software, sino más bien una filosofía de trabajo orientada al cliente que evoluciona con cada interacción y actividad que se tiene con él.

Si una empresa quiere implementar con éxito estrategias centradas en la relación con el cliente tanto en la fase de adquisición como en la de fidelización, necesita sí o sí un sistema CRM.