Cuando una empresa crea un hashtag, indirectamente está creando una vía de comunicación social con su público permitiendo que el usuario utilice el hashtag dentro de sus propios contenidos o, en todo caso, que pueda leer contenidos relacionados con ese hashtag.

Los hashtags pueden ser muy útiles para las empresas, aumentando de manera considerable el “engagement” con los usuarios.

Algunos hashtags actúan como llamadas a la acción (“call to action”) y, al utilizarlos, la empresa entra en la mente del usuario de un modo muy eficaz.

Por ejemplo, la marca Minute Maid usa el hashtag #doingood (“hacer bien”) para asociarse con algo positivo que transmite muy bien los valores de la marca.